Gran Aldea Editores

Lyl Tiempo

Desde antes de nacer –cuentan– la música de sus padres, ambos pianistas y pedagogos reconocidos, la acunó en el vientre materno. Tocaba el piano de pie, sin que nadie le enseñara, antes de tener el tamaño de una niña que se sienta a estudiar formalmente.

Su sensibilidad musical se fue desarrollando y con el tiempo asomó su pasión por transmitirla a los niños. A los estudios de música se sumaron los de su avidez por el conocimiento de la psicología.

A través de su itinerario geográfico fue desplegando este profundo deseo de transmitir, en la formación de niños desde 3 años de edad, convencida del invalorable regalo que representa el aporte de la música para la vida del ser humano.

Es así como, de todos los que fueron sus discípulos, una buena proporción se dedicó a la música y son profesionales internacionales.

En la trayectoria Buenos Aires, Caracas, Londres, Paris, Bruselas, Lyl formó numerosos pequeños pianistas entre los cuales se destacan sus propios hijos Karin Lechner y Sergio Tiempo que desarrollan carreras como solistas y en dúo de pianos Lyl hizo giras de conciertos con ellos tocando el triple concierto para pianos y orquesta de Mozart en Europa, así como había tocado con sus padres cuando tenía 12 años en Argentina.

En Junio de 2010 su nieta Natasha Binder, hija de Karin, de 9 años en ese entonces, tocó el Concierto número 1 para piano y Orquesta de Beethoven con la Filarmónica de Buenos Aires en el Teatro Colón.

Volver a Autores